10 may. 2016

Hate It #26


Odio ir en autobús.
Os preguntareis, ¿qué tiene que ver esto con los libros?
Pues para mi mucho, ya que desde que comencé las practicas tengo que cogerlo a diario y me encantaría poder leer en los trayectos pero tengo un gran problema.
Me mareo. Mucho.





Me mareo tanto que no puedo mi mirar el móvil, para que veáis a que nivel llego. Mi trayecto no es muy largo, alrededor de 35 minutos, lo que ocurre es que hay tramos en los que en 10 minutos paso por 6 rotondas o 5 paradas, lo que supone frenazos, acelerones, curvas imposibles….una pesadilla.

Y es una p***** ya que me encantaría poder aprovechar esos ratitos ahora que estoy tan justa de tiempo para leer pero no hay manera, como lo intente llego verde al destino.

Voy a aprovechar esta entrada para sacar algo de provecho y que no todo sea odio sin medida. Me gustaría saber si os pasa esto y si tenéis algún truco para controlar los mareos o directamente no marearos mientras leéis, me vendría muy bien saberlo y así poder aprovechar este tiempo.

¿Qué opináis vosotros?¿Os pasa como a mí?

7 comentarios:

  1. Hola!!!
    Hace años me mareaba muchísimo también, la verdad es que no sé cómo cambió el tema, pero lo cierto es que de repente ya no me mareaba, y doy gracias porque por trabajo paso muchísimas horas en un autobús.
    Normalmente intento leer en el bus pero he llegado a la conclusión de que el mareo depende del conductor, así que si tienes muchos frenazos y tal es complicado, porque si el conductor es de esos bruscos, te mareas sí o sí...
    ánimo!!! Ya nos contarás tu evolución!!!
    besotes

    ResponderEliminar
  2. Yo es que hace mucho que no leo en los trayectos, porque ya solo voy en coche y de copiloto, así que me parece mal ir leyendo. Bueno, cuando me toca ir a Barcelona en tren en tonces si, leo o escribo sin problemas.
    Pero recuerdo mi época de estudiante, o cuando trabajaba antes de venirme aquí que si leía siempre, tanto en el bus, como en el metro. No me mareaba nunca, y de hecho, era la época en la que más leía por eso, por los trayectos que cortos no eran.
    También te digo que ahora, sin leer, a veces voy con Iñaki y aunque sean 5 minutos conduce de tal manera que en las rotondas... Me muero jajaja Así que te entiendo.
    Besazos

    ResponderEliminar
  3. Hola! Yo también, en el bus y en el coche no puedo leer, ni tampoco mirar mucho el movil, a lo mejor un momento si pero en el bus. En el tren/metro y en el avión si que no tengo problema y puedo leer sin marearme.

    ResponderEliminar
  4. Hola!!
    A mí también me pasa eso. En el bus no puedo leer absolutamente nada. En cambio en el metro sí y como tengo que coger ambos para ir a la universidad pues, el trayecto en metro lo aprovecho (al menos puedo leer un poco)
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! A mi me pasa mucho en invierno cuando el colectivo está lleno y no hay una sola corriente de aire. Me da claustrofobia y me agobio, por eso, evito ir con el micro lleno o si voy, abro la ventana que si no, caigo redonda, prefiero que me dé el viento helado a sentir que me asfixio. A veces prefiero salir un poquito más temprano y asegurarme que puedo dejar pasar a un micro que va lleno que llegar tarde. Pero es que los amontonamientos me asfixian y no me da para seguir con ello voluntariamente, má que el viaje suele ser largo -especialmente si el micro va con retraso, que el chofer suele ir a paso tortuga así-.

    Aunque, cuando tengo viajes largos, aprovecho de leer o escribir. Intento aprovechar el tiempo muerto y hacer algo, aunque, cuando son viajes cortitos, lo evito que me distraigo y me paso de mi parada xD

    ¡Cuidate!

    Bye!

    ResponderEliminar
  6. Hola!

    La verdad es que yo aprovecho mucho los metros y el autobús para leer, me son muy útiles. Pero del coche ni pensarlo, me entra cada mareo...

    Un besote guapa!

    ResponderEliminar
  7. Hi! A mi antes me pasaba eso, pero en bus, coche y todo lo que se moviera. Pero después de pasar dos años cogiendo el bus dos horas diarias me acabe acostumbrando.

    Un "Truco" es ponerse lo más adelante posible o cerca de las puertas para que cuando se abran te de fresquito y si te estas mareando se te pase. Y también empezar a leer y cuando te encuentres un pelin más cerrar el libro y mirar hacia delante. Poco a poco iras aguantando más rato, supongo.

    ResponderEliminar