25 ene. 2016

Reseña #302 - Roomies

Título: Roomies
Autor: Lindy Zart
Número de páginas: 227
Editorial: Amazon (Createspace)
Ebook: (2.99€): Aquí














Sinopsis oficial
"Graham Malone is my roommate, my personal eye candy, the reason I get up in the morning smiling (that could be from the illicit dreams I have about him too, I suppose. Let's move on.). He's also beautiful to look at, but his heart is where his true beauty lies. Take away the exterior and the interior still shines.
I love him. I mean, I'm pretty sure I do, having never been in love before. Anyway, it seems legit. And now his brother Blake is here, and, well, he's the complete opposite of Graham. Sarcastic, brooding, and totally available. But he's leaving soon, and Graham's the one I want. I shouldn't have to remind myself of this, right? I wouldn't have to if Blake would quit looking at me like I'm something yummy and he's starving.
Here's a toast to roomies; the ones you should never fall in love with. Or something."

Nuevo libro de una autora desconocida que consigue sorprenderme. En esta ocasión la culpa la tiene Pingu, de Within Books porque el libro lo descubrió ella y lo hemos leído juntas.
Y sí, a las dos nos ha encantado. 

Graham y Kennedy son compañeros de piso y son los típicos compañeros súper guays, que se llevan genial y que son casi hermanos. ¿El problema? que Kennedy está enamorada de Graham casi desde el día que lo conoció. La relación de estos dos es genial ya desde el principio te ríes con ellos por el siple hecho de que él la llama Ken a ella y ella a él Barbie (Es más, él tiene una camiseta de Barbie que dice Ken&Barbie forever, o algo del estilo). 
Kennedy ama a Graham en secreto porque ella sabe que entre ellos sólo hay una amistad y ya está, son mejores amigos y ella no quiere estropear su relación. Además, Graham es un pivón que ha tenido varias novias y al que se le acercan todas las tías y ella lleva años soltera y virgen. Todo se lía cuando llega Blake, el hermanastro de Graham, para pasar el verano en su piso. Blake es el típico chico malote, todo lo contrario a Graham y desde el principio va directo al cuello de Kennedy, haciendo que la relación con su hermano se vaya a pique. 

La verdad es que al principio no esperaba nada del libro, pensaba que iba a ser la típica historia predecible de dos compañeros de piso que se enamoran y ya está, pero qué va. 
Para empezar, al principio todo parece muy predecible, pero poco a poco todo se va liando y no sabes muy bien cómo terminará la cosa hasta bastante avanzado el libro, lo cual me ha sorprendido. Además, las relaciones entre los personajes están muy bien tratadas y todo lo que pasa tiene sentido, no es lo típico de amor a primera vista, calentones y demás.
Además, cada personaje tiene una historia detrás que le hace ser como es, y eso me ha gustado mucho porque al final los personajes son más complejos de lo que pensabas al principio.

Pero sin duda, lo mejor del libro han sido los personajes, y especialmente Kennedy. Kennedy se ha convertido en una de mis protagonistas femeninas favoritas, y es que es simplemente genial. Es una chica divertida, súper sarcástica, con un toque de locura muy gracioso y desde el principio te hartas de reír con ella. La forma que tiene de responder, de hacer ciertas cosas, de hablar... es genial. De verdad, hacía tiempo que no me reía tanto con un personaje. Además, me ha recordado en muchísimas cosas a mí, sobre todo por una de las cosas que le dice Graham:  que por fuera parece un angelito, hasta que abre la boca y empieza a soltar de las suyas. Esto me lo han dicho mis amigos a mí mil veces y me he sentido muy identificada con ella en la forma que tiene de decir las cosas. Eso sí, Kennedy tiene muchísima más gracia que yo xD
Es un personaje bastante peculiar y es de esos que se queda en la cabeza y luego ningún personaje femenino te parece lo suficientemente bueno. 
 Por otra parte tenemos a Graham, que es el típico rubio buenorro, es profesor de golf y es "don perfecto". Con Graham he tenido muchos altibajos porque al principio me gustaba, luego hace varias cosas que no me gustaron nada, luego me gustaba otra vez... es como una persona un poco bipolar y a veces se le va mucho la pinza, pero de forma general es muy adorable. 
En contraposición está Blake, su buenorro y moreno hermanastro, es el malote de chaqueta de cuero, moto y un montón de problemas personales, pero tiene un punto que me ha gustado mucho porque conforme avanza la lectura te das cuenta de todo lo que hay detrás de Blake y cómo va madurando. 

En resumen, ha sido toda una sorpresa esta lectura, la he disfrutado muchísimo y Pingu y yo nos hemos echado muchas risas leyendo juntas. Kennedy es un personaje que os va a encantar y sólo por ella ya merece la pena leer el libro. Yo ya me declaro fan de la autora para siempre y tengo ganas de leer más libros suyos.

Puntuación: 4,5/5 cupcakes  

                                         






 


5 comentarios:

  1. Lo añado a mis libros pendientes!! ^^

    ResponderEliminar
  2. Wow no lo conocía pero que genialidad de libro, me lo anoto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Pues no había oído hablar de este libro, ¡pero tiene muy buena pinta, la verdad! Me gustan las lecturas ligeras, para alternar con las más pesadas, así que seguramente lo acabe leyendo. Gracias por la reseña ^^

    ResponderEliminar
  4. Hola!

    Pues lo descubrí el otro día cuando leí la reseña de Pingu y me llamó muchísimo la atención (tanto que ya está en mi wihslist).
    Sobretodo me ha convencido de que digáis que no es una historia de calentones, amores a primera vista y ya está, porque odio eso en un libro romántico.
    Y si la prota es de esas que tiene personalidad y no se acoborda ante nada mejor!

    Apuntadísimo está!

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Hola! No conocía el libro pero no me llama mucho la atención así que lo dejaré pasar.

    Buena reseña!

    Un saludo!

    ResponderEliminar